El objetivo de los entes sanitarios es mejorar los servicios de vacunación e incrementar las coberturas (istock)

El objetivo de los entes sanitarios es mejorar los servicios de vacunación e incrementar las coberturas (istock)

La Semana de Vacunación en las Américas (SVA) comenzó en 2003 como un esfuerzo de países de la región ante un brote de sarampión entre Colombia y Venezuela. Aquel hecho dio origen al movimiento global en el que se transformó nueve años más tarde. A partir de 2012, la Asamblea Mundial de la Salud estableció la Semana Mundial de la Inmunización -la última de abril-, celebrándose en 180 países de todo el mundo.

A partir de la SVA, más de 640 millones de personas fueron vacunadas contra una serie de enfermedades peligrosas. Para este año, se sumarán aproximadamente otras 60 millones. La iniciativa de la Organización Panamericana de Salud (OPS) contribuyó a eliminar la rubéola y el síndrome de la rubéola congénita (en 2015), el sarampión (en 2016), y a mantener a la región libre de polio.

La vacunación contra estas enfermedades continúa para ayudar a minimizar el riesgo de que estos virus sean importados de algún país ajeno. Las dosis también serán contra la difteria, las paperas, la tos ferina, el tétanos neonatal, la gripe, la fiebre amarilla, la diarrea causada por rotavirus, la neumonía bacteriana, y el virus del papiloma humano (VPH). Además, a comienzos del 2000 se introdujeron las correspondientes contra el rotavirus -actualmente implementada en 28 países-, y contra el neumococo y virus del VPH, que alcanza a 19 territorios.

En la región americana algunas enfermedades ya se erradicaron (iStock)

En la región americana algunas enfermedades ya se erradicaron (iStock)

Las vacunas ofrecen protección frente a enfermedades altamente contagiosas, debilitantes y potencialmente mortales. “En estos 15 años hemos demostrado que la vacunación es una de las estrategias más poderosas para prevenir enfermedades y salvar vidas”, comentó la Directora de la OPS, Carissa F. Etienne. “La OPS está comprometida a seguir trabajando de cerca con los países para llegar con las vacunas a toda la población y para facilitar la introducción de nuevas vacunas a precios asequibles”, añadió.

El infectólogo Daniel Stamboulian, Presidente de la Fundación Centro de Estudios Infectológicos (FUNCEI) señaló que en esta fecha se “enfatiza en la necesidad de mejorar las coberturas de vacunación en niños e implementarla en adultos, especialmente en relación a la vacuna antigripal y las antineumocócicas cuyas coberturas son bajas. También es importante resaltar que en la Argentina el Calendario Nacional de Vacunación es muy completo y uno de los más destacados de América”.

Los grupos de riesgo deben vacunarse con el fin de evitar complicaciones

Los grupos de riesgo deben vacunarse con el fin de evitar complicaciones

A su vez, la Organización Mundial de la Salud (OMS) sigue adelante con el Plan de Acción Mundial sobre Vacunas (GVAP, por sus siglas en inglés), una hoja de ruta destinada a prevenir millones de muertes mediante el acceso más equitativo a las vacunas. La inmunización es reconocida en consenso como una de las intervenciones de salud que mejores resultados obtiene al medir la relación costo-eficacia. Los países están procurando alcanzar para 2020 una cobertura vacunal superior al 90% a escala nacional y al 80% en cada distrito. Actualmente, sigue habiendo en el mundo 19,4 millones de niños sin vacunar o insuficientemente vacunados.

Si bien el GVAP debería acelerar el control de todas las enfermedades prevenibles mediante la vacunación, la erradicación de la poliomielitis se fijó como su primer hito. Además, en el proyecto se orienta a impulsar la investigación y el desarrollo de la próxima generación de vacunas, y que a su vez, estén disponibles en cada sitio del planeta. En definitiva, el objetivo es alcanzar a todos en sus comunidades y llevar las vacunas a la población más vulnerable y a zonas de difícil acceso.